Google+ Aislado en este planeta: mayo 2017

viernes, 26 de mayo de 2017

Festival de Cannes

Sin duda es el rey de los festivales cinematográficos que tienen lugar por todo el mundo. La hermosa ciudad de Cannes, en la Costa Azul francesa acoge cada año, en el mes de mayo, la mayor y más glamurosa muestra de la producción mundial del séptimo arte.

Las raíces del actual festival hay que buscarlas en otro festival; la Mostra de Venecia que desde 1932 venía siendo la referencia internacional. En aquellos años el acontecimiento tenía mucho más que ver con rivalidades nacionalistas que con la calidad de las películas a concurso. Ocurrió que en 1938, todo el mundo esperaba que "La gran ilusión" de Jean Renoir, se llevara el gran premio en Venecia pero el jurado prefirió, con mucha parcialidad, repartir el premio entre dos películas italianas del gusto de la dictadura fascista del momento. Aquello causó un gran revuelo de modo que los franceses cargados de ira, se fueron del festival y lo mismo hicieron británicos y estadounidenses ante aquella injerencia de la política en el arte.

Cartel de la 70ª edición basado en una foto de Claudia Cardinale de 1959

jueves, 4 de mayo de 2017

Sevilla, ciudad y río

Antes del Descubrimiento de América, Sevilla ya era una ciudad importante. En el siglo XIII, el rey Alfonso X el Sabio la señala como puerto que traficaba intensamente con importantes destinos europeos y norteafricanos. Su localización entre el Atlántico y el Mediterráneo era perfecta y al ser un puerto tierra adentro, estaba protegido de la piratería. Aunque este hecho no había impedido que la ciudad fuera atacada por los vikingos en dos ocasiones a mediados del siglo IX, en época musulmana.

Los Reyes Católicos reciben a Colon en Barcelona. Mosaico de Plaza de España

Durante el siglo XV, Sevilla ya había experimentado un gran crecimiento. Por aquellas fechas tenía un tamaño similar a Florencia y era la mayor ciudad de los reinos de Castilla y Aragón. El comercio que generaba su puerto suponía importantes tributos a la Corona y también tenía una industria de manufacturas bastante desarrollada. La ceca de Sevilla acuñaba la mayor parte de la moneda del reino, actividad que se vio incrementada con el oro y la plata procedente de las Indias.