Google+ Aislado en este planeta: El NO-DO

jueves, 6 de abril de 2017

El NO-DO

Una web de gran interés para cualquier curioso de nuestra historia y de nuestra cinematografía es la que tiene la Filmoteca Nacional, organismo integrado en el ente público Radiotelevisión Española.


Este sitio está estructurado en cuatro grandes secciones: NO-DO, Películas, Cortometrajes y Documentales que recogen de forma clasificada, una enorme cantidad de información audiovisual de una larga época de la historia reciente. Además el sitio ofrece acceso restringido para investigadores que pueden requerir un nivel de consulta especializada así como obtener copias del material de archivo.



El primero de los apartados contiene la memoria cinematográfica de la época franquista, recogida en un único vestigio audiovisual que se llama NO-DO, que es el acrónimo de los términos Noticiario y Documental. Era una productora que sirvió al régimen del general Franco para moldear a su gusto la conciencia de la España de posguerra. A través de una imagen aduladora y de la voz engolada de Matías Prat, que fue el locutor principal, se transmitía la idea de que en el imperio español seguía sin ponerse el sol. El eslogan del NO-DO era "El mundo entero al alcance de todos los españoles" y mientras aquella gente se evadía de la dura realidad de la posguerra, refugiándose en la oscuridad de los cines.

La historia del NO-DO comienza el 29 de septiembre de 1942 cuando se crea por acuerdo de la Vicesecretaría de Educación Popular, con la finalidad de "mantener, con impulso propio y directriz adecuada, la información cinematográfica nacional". En enero de 1943 comienza su proyección semanal en todos los cines "del territorio nacional, posesiones y colonias", que debía efectuarse antes de la proyección de la película, con carácter obligatorio. Esta situación se mantuvo hasta septiembre de 1975, cuando su exhibición pasó a ser voluntaria. 

La emisión del NO-DO siguió siendo voluntaria hasta mayo de 1981 en que dejó de proyectarse. Poco antes, en enero de 1980, el organismo autónomo NO-DO se extingue, pasando a integrarse en el Ente Público RTVE. Los fondos audiovisuales del NO-DO se transfieren en 1982 a Filmoteca Española quien a su vez se integra en RTVE. De este modo, la televisión pública asume la conservación y comercialización de los fondos del archivo NO-DO, manteniendo el derecho de uso para sus producciones.

El último episodio de su historia es la publicación y comercialización de los fondos de NO-DO en la Red, creándose la página web de Filmoteca Española dentro de la web de RTVE, en noviembre de 2011. Estos fondos se componen tanto del material de producción propia como de los adquiridos a otras entidades mediante compra o intercambio. Por esta vía se añadieron a su colección el Archivo Real de Alfonso XIII (1903- 1930) y el Archivo Histórico del cine español que abarca el período de 1896 a 1960.

Franco, como buen dictador, era un poco ególatra y siempre tuvo cierta querencia por el NO-DO en el que llegó a hacer carrera cinematográfica a base de apariciones. La imagen tópica nos muestra al caudillo inaugurando pantanos, pescando enormes ejemplares y lanzando discursos navideños pero sus apariciones fueron irregulares con periodos de baja presencia y con otros de mayor actividad si los acontecimientos lo aconsejaban. Así ocurrió con el restablecimiento de relaciones diplomáticas y el regreso de los embajadores recibidos por el Caudillo. Otro periodo de protagonismo fue alrededor de 1965 con la celebración de los famosos "25 años de paz". En los últimos tiempos del régimen, sus apariciones fueron disminuyendo. Se dice que a Franco le preocupaba su imagen y en los años de su decrepitud dejaron de interesarle las apariciones públicas y las cámaras.

Franco inaugurando

El NO-DO al igual que todos los medios informativos autorizados, era víctima de la censura, que en muchos casos llegaba a ser "autocensura" pues los editores ya conocían el terreno que pisaban. Así, había que tener buena mano para informar de un concurso de misses sin que aparecieran en escena imágenes en bañador. Tampoco se mostraban cartillas de racionamiento ni colas en los comedores de Auxilio Social. Los obreros se llamaban productores y jamás hubo noticia de huelgas ni manifestaciones, salvo las de adhesión al régimen. Sin embargo, no había limitaciones para informar de los hechos a mayor gloria del régimen. La lucha contra la "pertinaz sequía" era un objetivo patrio que se tradujo en numerosas visitas del Caudillo a los pantanos más emblemáticos, sobre todo de la cuenca del Duero.

A partir de los años 60 la televisión fue llegando a todos los rincones del país con información inmediata, lo que fue relegando al NO-DO a su papel propagandístico de modo que se fue reconvirtiendo en una revista de reportajes y además, en sus últimos años, pasó a realizarse íntegramente en color.

Hoy en día el NO-DO ya no es política y con el paso del tiempo ha llegado a ser historia. Es un filón documental que sirve a los estudiosos y que tiene gran demanda por las televisiones de todo el mundo. Quizás ahora sí es un pequeño tesoro de todos los españoles que ojalá sepamos conservar a pesar de la crisis vivida por la Filmoteca Española y de su precaria economía en los últimos tiempos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario