Google+ Aislado en este planeta: enero 2016

martes, 26 de enero de 2016

La expulsión de los jesuitas

"Carlos III en traje cazador"
Francisco de Goya. Museo del Prado
En la madrugada del 20 de enero de 1716, en el inmenso y destartalado Alcázar de Madrid, nació un niño que con el paso de los años sería investido rey de España con el nombre de Carlos III. Así que de aquel suceso se cumplen ahora 300 años.

Era hijo de Felipe V y de su segunda esposa, Isabel de Farnesio y era el tercer varón en la línea sucesoria por lo que no se podía apostar por su llegada al trono español. Antes que el estaban sus hermanastros Luis y Fernando, hijos de la primera esposa del rey. Ambos llegaron a reinar en España y ambos fallecieron de modo que Carlos tuvo que regresar de Nápoles, donde era rey, para hacerse cargo de su herencia del trono español.

A Carlos III se le conoce con el sobrenombre de "mejor alcalde de Madrid". En su reinado de Nápoles, Carlos había logrado importantes mejoras, muy reconocidas por sus ciudadanos y a su llegada a aquel caótico e inmundo Madrid, en octubre de 1759, hizo el firme propósito de darle el lustre que correspondía a la capital de un imperio y así emprendió la tarea de modernizar la ciudad con la construcción de paseos, adoquinado de calles y trabajos de saneamiento e iluminación pública. También adornó la ciudad con monumentos como la Puerta de Alcalá, el Museo del Prado, el hospital de San Carlos o el nuevo Jardín Botánico además de numerosos edificios representativos, donde alojar la creciente administración pública. 

domingo, 17 de enero de 2016

Las entrañas de Internet

Internet se nos muestra a veces como un ente abstracto que no comprendemos bien y sin embargo está presente en nuestra vida de una forma avasalladora. Todo lo que se pueda hacer en la red, se acabará haciendo en la red y a veces, solo de esta forma.

Así que para familiarizarse con ese mundo esotérico conviene tener en cuenta los conceptos básicos con los que se articula el edificio de Internet, es decir el cuerpo de la bestia. En la red se distinguen tres componentes principales, a saber:

Cables y más cables
Los cables. Son esa maraña infinita de hilos de cobre o fibra que cubre el mundo llegando hasta los routers del usuario final. Poca información viaja vía satélite, la mayor parte utiliza una red de 900.000 kilómetros de cable terrestre y marítimo cubriendo todo el planeta. Los cables tienen dueño y ahí están los grandes operadores internacionales y las compañías telefónicas nacionales. Con la misma funcionalidad de los cables, se pueden considerar los enlaces inalámbricos mediante ondas de radiofrecuencia que se emiten a través de satélites o antenas terrestres.

domingo, 10 de enero de 2016

El año de El Quijote

Estamos en fechas de conmemorar centenarios y uno de los más espléndidos del año, es sin duda el del cuatrocientos aniversario del fallecimiento de D. Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616), dramaturgo, poeta y novelista español, autor de la obra "El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha", considerada como la primera novela moderna de la literatura universal, además de la mejor que se ha escrito jamás.

Como el pasado año se celebraba el centenario de la publicación de la segunda parte de la obra y por tanto de la perfección de la misma, me propuse volverla a leer a pesar de cierta pereza que me producía el enfrentarme al lenguaje castellano del siglo XVII. El mínimo esfuerzo que supone arrancar su lectura se desvanece de inmediato en cuanto te sumerges en la atmósfera, los personajes y las historias de tan genial libro. Es cierto que la lectura resulta más lenta que de ordinario y que tiene que ser más meditada, pero se le coge el aire y al poco, te ves pensando, cuando no hablando, en aquel castellano florido y polifónico.

sábado, 2 de enero de 2016

Oriente

Oriente es un país a la derecha, según se mira el mapa y debe estar lejos, muy lejos, más allá de Oriente Medio de donde no podríamos esperar nada bueno. De Oriente es de donde vienen los Reyes Magos. Los tres son varones y no nos dejemos engañar porque no hay ninguna constancia de que allí haya "magas".

Quizás Oriente sea un país costero porque a algunos lugares les he visto llegar en barco. También debe tener desierto porque viajan en camello, aunque por su gran dignidad y fortuna, bien podrían hacerlo en un todoterreno de alta gama, pero sabemos que son ecologistas y además, el camello nunca les ha dejado tirados.



Oriente tiene un hermoso cielo, muy azul por el día, muy estrellado de noche y donde en estas fechas, brilla una estrella más luminosa que las demás.

Los Reyes Magos deben ser de llevarse bien y amigos de tantos años de viajar juntos, eso sí, cada uno con su séquito. Y se entienden perfectamente, sin envidias, sin rivalidades y respetando la jerarquía. Más bien con espíritu de colaboración y es así como pueden cumplir con tanto compromiso. Tienen un nutrido grupo de colaboradores que se llaman pajes. Los he visto merodear por aquí muchos días antes y yo creo que vienen en avión en vuelos low-cost, porque son de buen conformar. De esta gente no se conoce ninguna huelga, ni siquiera de una sentada con pancartas y ni rastro de absentismo. Claro que en Oriente nunca ha habido un ERE, ni un despido improcedente ni de los otros. Y no tienen sindicatos ni falta que les hacen.

Oriente es de siempre una monarquía con una de las dinastías más duraderas. Según las crónicas, ya llevan más de 2000 años y seguro que vienen de mucho antes. Es un estado tranquilo donde no hay abdicaciones ni conflictos sucesorios. No se conoce que haya ni un solo republicano y si alguna vez lo hubo, lo tuvo que dejar por imposible y hacerse refugiado.

En este país de ensueño todo se hace de forma fácil. No tienen problemas para formar gobierno ni hace falta repetir las elecciones. Nada de programas para no cumplir. Nada de impuestos, ni policías, ni políticos, ni fronteras. El secreto de tanta felicidad radica en que aquellas gentes tienen una misión muy importante. Nada menos que cumplir con la hoja de ruta que marca la estrella para exportar a todo el mundo ilusión. Siempre ilusión.

Antes era más pesado ser rey mago. Había que transportar ingentes cantidades de juguetes y a pesar de sus trucos de magia, el trabajo era inmenso. Ahora cuentan con unos valiosos aliados del tipo de Amazon o El Corte Inglés que les hacen los recados poniendo la mercancía a pie de calle. Aún les queda el trabajo del reparto, pero ahora las escaleras de los bomberos son mucho más altas y seguras. Dónde vas a comparar.

Con este signo de los tiempos que es la globalización, los Reyes Magos han encontrado competencia que intenta adelantarse para ganarles por la mano, Ahí llega antes de Navidad ese viejo carbonero borrachín y en la Pascua intenta colarse por las chimeneas un barrigón barbudo vestido de rojo. Solo sirven para abrir boca, para anticipar la fiesta, pero no tienen nada que hacer. Los Reyes, que son tres y además magos, ganan por goleada a la hora de llevarse el fervor infantil y así se puede constatar cada cinco de enero, en miles de lugares, a la misma hora.

Mosaico de los Reyes Magos de San Apolinar el Nuevo en Rávena. Siglo VI

Oriente es un país idílico, como una futura Cataluña, al que yo me cambiaría de inmediato. Bueno, y casi todo el mundo, pero no puede ser. Hay que dejar las cosas como están y cada uno tiene que apañarse con lo que le toca. Pero hay un consuelo para todos; cada año por estas fechas podrás vivir un poco en Oriente, sin desplazarte tan lejos, siempre que cumplas las condiciones: haber sido bueno, mantener la ilusión poniendo el zapato bien limpio e irte a dormir pronto. Es sencillo ¿no?


¡Feliz roscón de Reyes y Feliz 2016!