Google+ Aislado en este planeta: julio 2015

martes, 28 de julio de 2015

Leonor

Érase una vez… una princesa llamada Leonor, noble de estirpe, rica de familia, hermosa de naturaleza y culta de formación. La historia la conoce como Leonor de Aquitania, una de las mujeres más poderosas y fascinantes de la Europa medieval.


Si te das una vuelta por la región Centro de Francia, en las cercanías del río Loira, sabes con certeza que vas a poder revisar sin esfuerzo una parte importante de la historia del país galo, además de conocer lugares de enorme encanto.

viernes, 17 de julio de 2015

Waterloo y los dentistas

Tras el descubrimiento de América, los españoles, introdujeron en Europa, entre otros muchos productos, el azúcar de caña. El resto de potencias europeas como Inglaterra, Francia y Portugal, hicieron lo propio en sus colonias y en el siglo XVII el azúcar ya se consumía en todo el mundo. A los frecuentes problemas dentales de la época por la falta de higiene, se añadió así el mejor aliado para las caries y se multiplicó el trabajo de los dentistas, de modo que la profesión comenzó a ganar prestigio.


Las primeras prótesis dentales, que existen desde la antigüedad, podían ser de madera, porcelana y sobre todo, marfil y los dientes que en ellas se incrustaban eran piezas de animales, de condenados a muerte y de cadáveres conseguidos mediante la profanación de tumbas. Cumplían a su manera, una función estética y poco más. Los dientes utilizados dejaban mucho que desear y eran difíciles de conseguir y de trabajar. La gran "revolución" de los dientes postizos se produjo con la batalla de Waterloo.

miércoles, 1 de julio de 2015

Un error americano

A lo largo de la historia muchos países han cometido errores en su política internacional que les han llevado a la pérdida de territorios, pero uno de los más sonados corresponde a los Estados Unidos. Fue en los años finales del siglo XIX, cuando España terminaba de liquidar su imperio colonial al perder las últimas posesiones del Caribe y del Pacífico.

El USS Maine entrando en el puerto de La Habana

El 25 de abril de 1898, Estados Unidos declaraba oficialmente la guerra a España con la excusa de la explosión y hundimiento del USS Maine en el puerto de la Habana. El poderío militar de los EEUU, la obsoleta flota española, el imparable proceso independentista cubano y la bisoñez de los políticos españoles decantaron la balanza rápidamente. El Tratado de París de 1898, firmado el 10 de diciembre, dio por terminada la Guerra hispano-estadounidense o, como aquí se conoció, el desastre del 98 y ponía fin al Imperio ultramarino español. Mediante dicho tratado España abandonó sus demandas sobre Cuba y declaró su independencia. Además, Filipinas, Guam y Puerto Rico fueron oficialmente cedidas a los Estados Unidos por 20 millones de dólares.