Google+ Aislado en este planeta: junio 2015

martes, 23 de junio de 2015

Nos quedamos sin dinero

En estos días he leído la noticia que el banco central de Dinamarca ha decidido poner fin a la impresión de billetes y a la acuñación de monedas a finales de 2016. Como este no es el único país con planes al respecto, nos encontramos ante los primeros síntomas de algo que, aunque no sea de forma inminente, se está aproximando: el final del dinero en metálico como medio de pago.

Así que nos quedaremos sin dinero porque, aunque el volumen monetario en efectivo sigue siendo elevado, en países avanzados como Dinamarca, Bélgica, Irlanda o Austria la demanda de billetes y monedas ha ido disminuyendo desde hace algunos años, y en ningún lugar se espera una tendencia inversa.

Es patente en la mayor parte del mundo, que las tarjetas de crédito y banca digital se están adueñando de las economías modernas. A estos se añaden otros novedosos medios de pago como las tarjetas sin contacto y las aplicaciones de teléfonos móviles que, poco a poco, van dejando sin espacio al dinero en efectivo.

lunes, 15 de junio de 2015

Viruela

A principios del siglo XIX, durante el reinado de Carlos IV, tuvo lugar una expedición de carácter filantrópico y sanitario que debería figurar entre las grandes gestas navales del Imperio español y sin embargo ha sido poco reconocida y bastante olvidada. Aquel viaje dio la vuelta al mundo y duró desde 1803 hasta 1806 aunque sus miembros prolongaron su estancia en el continente americano, varios años más. Su objetivo era vacunar a miles de súbditos de la Corona española de las Américas y el Pacífico contra la viruela. El rey Carlos IV de España apoyó en esta idea a su médico personal, el doctor Balmis, ya que la hija del monarca, María Luisa, había sufrido la enfermedad.


La expedición Balmis partió de A Coruña el 30 de noviembre de 1803 a bordo del María Pita, estando compuesta por los médicos Balmis y Salvany, dos prácticos y tres enfermeras, llevando además a 22 niños de ocho a diez años, procedentes de un orfanato, que actuaron como portadores de la enfermedad. Los niños habían sido inoculados con una variante leve de la mortífera viruela, de modo que sobrevivían a la enfermedad pero en ese intervalo servían como transmisores a otros niños creando de este modo una cadena humana capaz de mantener activo el virus, es decir, la vacuna.

lunes, 8 de junio de 2015

La Generación Mejor Preparada

Hay una frase poco afortunada que se ha repetido hasta la saciedad, principalmente por políticos y comentaristas muy previsibles, es decir casi todos, afirmando que tenemos en España "la generación mejor preparada de la historia", para rematar a continuación con algún reproche al gobierno de turno por su incompetencia para frenar el paro juvenil, que alcanza cifras escandalosas. A fuerza de repetir la frase, parece que se acepta como una gran verdad insertada en el imaginario colectivo.

Sin embargo, cuando nos examinan desde fuera o cuando nos comparamos con la juventud de otros países, la afirmación se desmorona y casi podemos pensar que la realidad es más bien lo contrario.

La generación de la incertidumbre

Si nos remitimos al informe PISA, resulta que nuestros estudiantes se sitúan en el furgón de cola europeo. Los propios profesores reconocen que hace años era impensable que el examen final de Bachillerato se pudiera aprobar con faltas de ortografía. Ahora mismo en las pruebas escritas en cualquier universidad ya se ha renunciado a penalizarlas, porque si se hiciera, casi no habría aprobados. Y no solo es así en lo relativo a la ortografía. La realidad es que la capacidad para redactar es penosa y el razonamiento y comprensión de la lectura están bajo mínimos. Otra muestra la tenemos en la capacidad de expresión hablada que en la juventud se está reduciendo a monosílabos, frases hechas, tacos y muletillas. La capacidad de argumentación, la retórica y la oratoria han muerto. Además, somos campeones en la tasa de "ni-nis" de la OCDE.