Google+ Aislado en este planeta: mayo 2014

viernes, 30 de mayo de 2014

Llamando al 112

Afortunadamente vivimos en un país desarrollado, lo que no significa que todo el mundo sea civilizado y menos aún que sea cívico. En fin, son matices que hoy no vienen a cuento.

Ayer tropecé, me caí y me di una toña impresionante. Estaba en Sangüesa, dedicado a la jardinería pensando que no es una actividad de riesgo, pero me equivoqué. Si te pones a hacer equilibrios en un sitio resbaladizo, te puedes caer y eso me ocurrió. Golpe seco en la espalda contra el cemento y el mundo que se empieza a mover de forma anómala. Además, dolor en el pecho y dificultad para respirar con lo que eso asusta. De modo que a llamar al 112 y que me saquen de esta.

Así es como pude comprobar de primera mano, cómo funciona el sistema de emergencias, lo que era una novedad para mí y además, vivirlo en primera persona, o sea de protagonista.


Una maravilla, de verdad, una maravilla. Doce personas dedicadas en diversas etapas a sacarme del apuro. Primero la ambulancia con dos eficientes asistentes sanitarios y simultáneamente dos médicos del centro de salud que acudieron al lugar en menos de 15 minutos. Primera evaluación de daños, pulso, tensión arterial, cardiograma, y un calmante en vena. A pesar de que no se aprecian daños mayores, vamos a urgencias con el paciente, no vaya a ser que se nos pase algo por alto.

Y ahí me veo yo en posición de decúbito supino, reglamentariamente sujeto, viajando a gran velocidad a Urgencias y siempre controlado por la eficiente sanitaria que observaba mis constantes básicas. Apoteósica la entrada en Pamplona con luces y sirenas incluidas. Me consta que desde la calle alguien se preguntó por el desgraciado que hacía semejante viaje. Es lo que yo suelo pensar cuando veo esa escena.

A la llegada a Urgencias el primer movimiento es el traspaso de camilla. ¡Que manejo y que experiencia!. Me vi transportado como una pluma a otro vehículo de más categoría y después deslizado por los pasillos con celeridad. En este trayecto, una imagen quedó en mi retina; una fila interminable de fluorescentes iban desfilando ante mis ojos que se habían convertido en una cámara fija mirando al techo.

La sala de espera con diversos sufrientes, me hizo presagiar una demora inaguantable. Pero no, en cinco minutos volvía a estar en movimiento hacia la consulta de la doctora Urtasun. Preguntas de rigor, nuevas mediciones de constantes y envío a radiología. Otro camillero, una auxiliar de preparación y el maquinista del ingenio que te chorrea con una dosis de rayos X, aquel invento antiguo del doctor Roentgen.

Cuatro placas después y un rato de espera, antes de volver a la consulta donde la simpática doctora me confirmó el diagnóstico: una costilla rota con dos incisiones. No mucho pero lo suficiente para rebajar mis expectativas, porque para esa hora y con los dolores calmados yo me las prometía felices y sin consecuencias. Menos mal que la doctora se apiadó de mí y aunque el protocolo sugería el ingreso en planta para observación, accedió a enviarme a casa, decisión inteligente que yo aplaudí porque, ya se sabe, como en casa en ninguna parte.

Así que hacia las doce de la noche volví a ser un ciudadano de a pie aunque, eso sí, algo tarado y dolorido. Gracias que los modernos fármacos pueden con todo, así que con una dosis adecuada de Nolotil, conseguí dormir mal que bien, toda la noche.

Llegados a este punto es la hora de los agradecimientos. Primero al personal sanitario que me atendió con una profesionalidad que te hace sentir como si fueras su paciente favorito. Después a todos los que se han interesado por mi percance que sin necesidad de publicarlo en las redes sociales, corrió como la pólvora y me hizo sentir arropado por los que sin duda me aprecian. Gracias a todos.

domingo, 25 de mayo de 2014

Orden público

Curiosa, larga y anecdótica es la historia de las fuerzas del orden de España, que representando al poder de forma legal, se han encargado del mantenimiento del orden público a lo largo de los tiempos. Naturalmente, su sometimiento al poder ha determinado que estas fuerzas sean tan justas o represoras como el poder mismo, en cada momento de la historia.

Soldados de la Santa Hermandad
Fue el rey Alfonso VI de Castilla, en el siglo XI, el primero que empleó las Hermandades, una fuerza armada formada en los pueblos, para defenderse de los ataques de caciques rebeldes, de las algaradas de los moros en las zonas fronterizas y para perseguir a los bandoleros. Para su formación, el monarca concedió los primeros privilegios a las Hermandades castellanas. A semejanza, se crearon otras organizaciones similares en los distintos reinos cristianos, pero ninguna de ellas tenía la competencia en todo el reino. En tiempos de Fernando IV, había algunas Hermandades como las de Toledo, Ciudad Real y Talavera, que fueron unificadas con la denominación de Santa Hermandad Vieja.

Corresponde a Enrique IV de Castilla el primer intento para crear una Hermandad General, con carácter de institución nacional, proyecto que fue aprobado en Villacastín en 1473, pero que no llegó a cristalizar. Cuando subieron al trono los Reyes Católicos, la Santa Hermandad Vieja de Castilla y León, estaba prácticamente disuelta, y, con excepción de los hombres que disponían de las armas, la población se encontraba a merced de toda clase de abusos y vejaciones. 

lunes, 19 de mayo de 2014

Colonialismo

He terminado de leer una novela corta, famosa e impactante  titulada "El corazón de las Tinieblas". El interés de su lectura reside en que es la obra de referencia de un autor de culto como es Joseph Conrad, un escritor inglés de origen polaco que escribe de sus vivencias personales a través de los viajes y de sus incursiones al alma de los personajes.

La novela y su autor datan de finales del siglo XIX, de un tiempo en que las potencias europeas se habían repartido el mundo y en las colonias ocupadas ocurrían estremecedoras historias de esclavitud, ambición y locura que fueron hábilmente ocultadas a una pacata y bienpensante sociedad europea de la época que tardó años en conocer la verdad de las actuaciones "civilizadoras" de sus propios gobiernos.

En 1912 solo dos países africanos eran independientes
"El Corazón de las tinieblas" está inspirada en el corto periodo que Joseph Conrad pasó en el Congo, en aquel tiempo colonizado y devastado por el rey Leopoldo II de Bélgica. Hoy sigue siendo la obra más emblemática de Conrad y uno de los grandes relatos del siglo XX.

domingo, 11 de mayo de 2014

Barras y estrella

En esta época el paisaje en el norte de Cataluña es verde como corresponde a la estación. Gerona es una provincia hermosa, de contrastes entre el mar y la montaña, rica en patrimonio artístico y con una historia más que interesante, así que bien merece la pena recorrerla en cualquier dirección. Ahora el verde primaveral contrasta por doquier con las manchas rojo y gualda de unas telas que ondean, cuelgan o cubren cualquier punto con visibilidad, ya sean mástiles, torres, paredes, balcones o tejados. Las he visto en abundancia en toda Cataluña pero sobre todo en las zonas más agrestes del nacionalismo que son las comarcas interiores de Gerona.

La estelada ondea en Gerona

En la Alta Edad Media, Cataluña no existía sino como una demarcación de frontera entre los árabes invasores del sur y el imperio de Carlomagno al norte. A finales del siglo VIII, los carolingios intervinieron en el noreste peninsular con el apoyo de la población autóctona de las montañas para rechazar a los musulmanes, conquistando plazas como Barcelona y Gerona. Este terreno recuperado se conoce como la Marca Hispánica, una tierra de frontera integrada por condados que pagaban vasallaje a los monarcas franceses y que posteriormente fueron sustituidos por nobles autóctonos de nuevo cuño. Por esa época surgen los reinos cristianos del norte y en este punto entraríamos en la discusión, forzada por el independentismo catalán, que pretende atribuirse el pedigrí de viejo reino.

miércoles, 7 de mayo de 2014

Educación revolucionaria

Se ha celebrado hace unas semanas en Barcelona, el Global Education Forum organizado por Microsoft, un evento donde se trata del desarrollo de los sistemas educativos apoyados en el empleo de la tecnología para el aprendizaje. El presidente para Europa de esta firma, Jan Muehlfeit, ha hecho unas declaraciones rompedoras y visionarias como corresponde a un gurú de las tecnologías. Para ilustrar su mensaje cita algunas cosas que están ocurriendo actualmente:

Según un artículo publicado semanas atrás por el Wall Street Journal, se pronostica que en tres  años, todas las compañías serán empresas de software (en mayor o menor medida), sea cual sea su negocio. Suena bastante absurdo pero la idea en sí, no lo es. Lo que dice es que tu software y tus sistemas desarrollados en torno a él, serán la clave diferenciadora, competitiva, para tu negocio. Mercedes es un gran ejemplo de esta afirmación: el 60% de su personal ya está desarrollando software allí. Es una compañía del motor y sus productos de venta pueden ser los automóviles, pero el desarrollo de software se ha hecho realmente imprescindible ya que está presente, cada vez más, en todas las etapas del proceso y del producto.
Si este es el futuro necesitaremos una educación muy diferente porque la que tenemos ahora no será capaz de cumplir con las necesidades de las industrias y las empresas, por eso hay que cambiar la forma de enseñar y esto puede hacerlo la tecnología.
Pero por encima de todo, hay que saber que la tecnología es la herramienta, no el fin. El fin es conseguir buena educación, más conocimiento y mejores habilidades. La tecnología es sólo la manera de conseguirlo. Y a medida que la tecnología esté más presente, la inteligencia, es decir, el cerebro, será más importante porque la única manera de competir, ya seamos individuos, organizaciones o países, será con la habilidad de desbloquear el potencial humano, que es justo donde la tecnología puede ser muy útil.