Google+ Aislado en este planeta: agosto 2012

jueves, 30 de agosto de 2012

Cartel de fiestas


El cartel que ha anunciado este año las fiestas de San Fermín, firmado por David Alegría, muestra al kiliki "Caravinagre" haciendo un llamiento al estilo del "Tío Sam" para reclutar visitantes a las fiestas de Pamplona. La idea, que pareció bastante original a los votantes y al jurado y mereció el premio del concurso, tiene antecedentes lejanos en todo el mundo.

En 1917 el ilustrador James Montgomery Flagg diseñó un cartel, en el que aparecía el "Tío Sam" señalando con el dedo y llevaba impresa una leyenda que decía "I want you for U.S. army" (Te quiero para el ejército de EEUU). Estos carteles enseguida se popularizaron y se utilizaron para invitar a los jóvenes a alistarse en el ejército americano.

La imagen del cartel, representa al "Tio Sam" que es la personificación nacional del gobierno estadounidense, y corresponde a su autor que utilizó su cara como modelo vistiendo un traje repleto de barras y estrellas que se remonta a un grabado aparecido por vez primera en un periódico de 1831. Poco a poco, el "Tío Sam" fue ganándose las simpatías del pueblo norteamericano, hasta en que 1961 el Congreso de los EEUU lo reconoció como símbolo nacional.

Pero hay una controversia en torno a este cartel, ya que tres años antes, en 1914, el británico Alfred Leete ya había diseñado uno similar con el mensaje "Britons wants you" (Los británicos te necesitan), con la misma finalidad de reclutar soldados, por lo que Montgomery fue acusado de plagio por los ingleses.


El cartel de Leete representa a Horatio Kitchener, que fue Secretario de Estado de Guerra de Gran Bretaña durante la Primera Guerra Mundial y cronológicamente es la primera vez que se utilizó al hombre del dedo señalando directamente al espectador. La idea fue largamente imitada durante muchos años, no sólo para llamadas al reclutamiento sino como reclamo comercial para cualquier idea o producto. He encontrado muchos ejemplos y aqui reproduzco una muestra de ellos.




Italia, 1917. "¡Cumple con tu deber! Suscribe bonos del Crédito Italiano"

Alemania, 1919. Cartel de reclutamiento: "Usted también debe unirse al Reichswehr"


Estados Unidos, Primera Guerra Mundial. Hija de Sion (en yiddish): "Tu Vieja Nueva Tierra debe tenerte. Únete al regimiento judío"


República Socialista Soviética Rusa. Cartel de reclutamiento de 1920. "¿Fuiste voluntario?"


John Bull, personificación nacional de Inglaterra, Cartel de reclutamiento de la Primera Guerra Mundial. "¿quien falta, eres tu?


Euskadi, cartel de afiliación al PNV de 1977

Italia, Segunda Guerra Mundial

Cataluña, UGT-PSU, 1936: "I tú? Que has fet per la victòria?"

Estados Unidos, frente civil de la Segunda Guerra Mundial. "¿Estás haciendo todo lo que puedes?"

Brasil, Revolución Constitucionalista. Cartel de contratación de 1932. "Tienes un deber que cumplir. Pregúntele a tu conciencia!"

Rusia, 1919. Cartel de reclutamiento del Ejército Blanco: "¿Por qué no estás en el ejército?"

Estados Unidos 1985. Mascota de Servicio Forestal recordando "Only You" es decir, "Solamente tu puedes prevenir los incendios forestales"


Integralismo brasileño. Cartel de 1937. "Brasil te necesita! Sin integralismo no hay nacionalismo"



Pero de todos los que señalan con el dedo, yo me quedo con la "Tía Sam", que tiene mejor cara, ¿no crees?

viernes, 24 de agosto de 2012

Belleza y burbuja en China

China sigue siendo una fuente inagotable de noticias, de curiosidades y de exotismos a los ojos de los occidentales. Veamos el caso de la ciudad de Ordos donde recientemente se ha celebrado el concurso de Miss Mundo. Como la joven china Wen Xiayu jugaba en casa y ante el alborozo general de los locales, ha resultado elegida la más bella del planeta para esta temporada y es que sin duda, cuenta con notables méritos para triunfar, ya que además de su físico, tiene una voz de soprano que dejó al público maravillado.

Precisamente el concurso se celebró en Ordos, una ciudad situada en la región china de Mongolia Interior, como parte de una campaña para promocionar "la mayor ciudad fantasma del mundo" y es que el Gobierno comunista chino no sabe qué hacer para que la gente se vaya a vivir a Kangbashi, un nuevo barrio construido a varios kilómetros de la vieja ciudad de Ordos, que lleva cuatro años sin estrenar. 

En realidad, Ordos, que es una cuidad-región del tamaño de Portugal, tiene una de las rentas por habitante más elevadas de China, gracias a sus importantes yacimientos de carbón y gas natural. La historia comenzó hace unos 20 años, con el inicio de la explotación del carbón a gran escala. Las empresas privadas mineras se lanzaron a las verdes tierras de la estepa de Mongolia, con enormes explotaciones a cielo abierto. Los agricultores locales vendieron sus tierras a los mineros y muchos se hicieron ricos. Florecieron los empleos en la industria auxiliar y en el transporte y el dinero empezó a fluir en la región hasta alcanzar el segundo PIB per cápita en China, después de Shanghai. 

El gobierno trató de convencer a los locales para invertir su dinero en la región y para ello planificaron a lo grande, una ciudad para millón y medio de habitantes. En su construcción participaron un centenar de arquitectos de prácticamente todo el mundo y el proyecto se definió como un paraíso para privilegiados. Tanto, que ahora prácticamente nadie puede pagar el precio de las viviendas. En realidad se trata de una burbuja fomentada por el gobierno ya que los tipos de interés que pagan los bancos de ese país son muy bajos, así que la gente tiene que invertir su inmensa tasa de ahorro en otros bienes, por ejemplo, inmuebles.

Inmensos barrios residenciales

Pero la compra del suelo está prohibida al ciudadano normal, y sólo pueden realizarla empresas con conexiones políticas. La consecuencia es una demanda desaforada de apartamentos y una construcción masiva, que ahora se está revelando imposible de mantener. En definitiva, una burbuja colosal que recuerda a la Seseña del Pocero, pero multiplicada por mil. 

Gigantesca plaza de Genghis Khan

El distrito de Kangbashi, donde se ha celebrado el certamen, se encuentra a 25 kilómetros del centro de la ciudad vieja de Ordos. La ciudad sorprende a los visitantes por su arquitectura moderna, a veces asombrosamente futurista, por eso resulta realmente chocante pasear por avenidas de diseño completamente desiertas y magníficos edificios de viviendas vacíos, como si de un gigantesco decorado a tamaño real se tratara. La zona dispone de magníficas avenidas con de torres de oficinas, centros administrativos, edificios gubernamentales, museos, teatros y campos deportivos, por no hablar de su amplia área residencial organizada en pequeños bungalows y casitas con jardín. El único problema es que casi nadie vive allí. Es una ciudad que simboliza en buena medida el estado de la economía china: un megaproyecto de 500.000 millones de euros construido en el desierto de Mongolia Interior que tiene viviendas para un millón de personas, pero que apenas viven en ella 20.000 porque los precios de la vivienda se han multiplicado por ocho en pocos años y nadie puede comprar.

Museo de Ordos. Arquitectura futurista

El caso de Ordos, sugiere que el gran auge de la construcción en China, cusante del sorprendente crecimiento económico del país, ha terminado. Como este es un fenómeno que se repite a lo largo y ancho del país, con más de 60 millones de apartamentos vacíos, ¿estamos ante una burbuja a punto de estallar? De todo esto en Occidente ya sabemos algo pero, ¿tienen los chinos que tropezar en su propia piedra?

RTVE se hizo eco de este asunto en un pequeño corto de su corresponsal Almudena Ariza, a finales del pasado año: 

sábado, 18 de agosto de 2012

La historia de las cosas

¿Recordáis este vídeo? Aunque ya lleva años circulando por Internet, hoy lo he visto de nuevo y no me resisto a dedicarle un comentario. 


¿Alguna vez te preguntaste de dónde salen las cosas que usamos y adónde van a parar después que las echamos a la basura? Todas las cosas que usamos en nuestra vida tienen consecuencias sobre la comunidad humana y sobre el planeta a lo largo de todas las etapas por las que transitan: desde la extracción de recursos para fabricarlas a su producción, venta, consumo y deshecho. Sin embargo, la mayor parte de esto se oculta. Nadie pregunta y nadie informa.

La historia de las cosas -The Story of Stuff- es un documental que presenta una mirada dinámica y muy crítica sobre el lado oscuro de nuestros patrones de producción y consumo y hace un llamamiento a que nos unamos para crear un mundo más justo y sostenible. Nos enseña muchas cosas y puede cambiar para siempre la forma en que vemos el uso y el consumo de los objetos y más ahora que la crisis obliga a reflexionar sobre lo que fue el pasado y lo que deberá ser el futuro.

Está escrita por Annie Leonard y producida por Free Range Studios. Éste y otros vídeos pertenecen a una organización ecologista llamada "Story of Stuff Project" y goza de un gran reconocimiento en Estados Unidos. Desde que se estrenó en diciembre de 2007, The Story of Stuff ha sido vista por más de 12 millones de personas a través de su sitio de Internet. Ahora contamos con la versión en castellano, dura tan sólo 20 minutos y tiene un argumento muy bien condensado y explicado.

Su tesis principal es algo así: "No es posible operar un sistema lineal indefinidamente en un planeta finito". 
Sus afirmaciones están apoyadas por datos estadísticos y referencias a diversos trabajos científicos . Algunas de esas afirmaciones son:
"... más del 50% del dinero del impuesto federal estadounidense actual es para las fuerzas armadas" 
"De las 100 economías más grandes de la Tierra, actualmente 51 son grandes Corporaciones."
"Los EEUU tienen el 5% de la población mundial pero consumen el 30% de los recursos del planeta y crean 30% de la basura del mundo." 
"El 80% de los bosques originales del planeta se han perdido. Solo en el Amazonas, perdemos 2000 árboles por minuto." 
"Cada ciudadano de los EEUU recibe más de 3000 avisos publicitarios por día." 
"Cada uno de sus habitantes, produce más de 2 kg de basura por día." 
"La dioxina es la sustancia más tóxica que se conoce, hecha por el hombre. Y los incineradores de basura son la primera fuente de dioxina."
... y otras muchas inquietantes afirmaciones.

Se puede acceder al documental en castellano en YouTube:

Recientemente en su web oficial, han estrenado un nuevo vídeo titulado "The Story of Change", que por ahora, no está en castellano. En cualquier caso se comprende fácilmente de que va y se puede ver en:

domingo, 12 de agosto de 2012

El primer trasplante de la historia

Hubo dos hermanos, gemelos para más señas, nacidos en la provincia bizantina de Arabia Pétrea hacia el siglo III d.C, que fueron afamados médicos en su tiempo. Eran hijos de padres cristianos y estudiaron medicina en Siria para ejercer después en Egea, en la antigua Cilicia. Fueron conocidos por su maestría, pero más aún por sus curaciones milagrosas, realizadas en casos desesperados. Todos sus servicios y cuidados los llevaban a cabo sin esperar retribución material, siguiendo los principios del cristianismo. Además, aprovechando su fe y su prestigio, procuraban atraer a sus pacientes a la religión cristiana.

El santoral de la Iglesia Católica los conoce como San Cosme y San Damián. Su fiesta se celebra el 26 de septiembre y son junto con el evangelista San Lucas, los santos patrones de los galenos, cirujanos y boticarios de toda la cristiandad.

En su tiempo, Lisias, el gobernador romano de Cilicia, estaba muy disgustado porque los dos hermanos propagaban con eficacia el cristianismo. Trató inútilmente de que dejaran de predicar, y como no lo consiguió, mandó echarlos al mar. Pero una ola gigantesca los sacó sanos y salvos a la orilla. Entonces los mandó quemar vivos, pero las llamas no los tocaron, y en cambio quemaron a los verdugos que los querían atormentar. Irritado el mandatario pagano, mandó que les cortaran la cabeza y así finalmente, derramaron su sangre por proclamar el amor a Cristo. Junto a la tumba de los dos hermanos, donde se depositaron sus restos torturados por los soldados romanos en la localidad siria de Ciro, empezaron a obrarse milagrosas curaciones incluyendo la del emperador Justiniano de Constantinopla, que padecía una grave enfermedad, se encomendó a estos dos santos mártires y fue curado inexplicablemente.

La espada con la que el gobernador romano consiguió eliminar a tan resistentes mártires llegó hasta Alemania en el siglo X. Conocida como Espada de San Cosme y San Damián o "Espada de Essen", en cuya catedral se encuentra expuesta.

Pero la fama que ha trascendido en la historia se debe un milagro, que se relata en la "Leyenda áurea de la vida de los Santos" del hagiógrafo galo Jacques de Vorágine, donde se cuenta como en el París del siglo XIII, la pierna de un presbítero de una iglesia de la ciudad encomendada a la devoción a los dos santos, se fue gangrenando lentamente debido a un tumor o una infección, causándole grandes dolores. Tanto debió de ser su sufrimiento, que los santos patrones de la parroquia se apiadaron del feligrés y una noche se aparecieron en sus sueños para sustituirle el miembro enfermo por una extremidad sana procedente de un criado de raza etíope, que acababa de fallecer el día anterior, realizando así el primer trasplante conocido en la historia: "...el encargado de cuidar el templo parisino dedicado a ambos santos sufría enormemente a causa de un tumor en su pierna y una mañana despertó sin dolor y con una pierna que procedía del cadáver de un etíope fallecido el día de antes"
Este relato se repite en distintas crónicas variando la fecha y el lugar en que fue realizado, así como los participantes. De este modo, el portento se localiza también en Egea, la localidad natal de Cosme y Damián, en vida de los mártires (el donante era un etíope y el receptor un mercader), y también en la Roma del siglo XII donde el donante era un negro y el receptor un sacerdote.

Sea como fuere, la historia tiene su gracia y no es extraño que sirva de argumento para atribuirles el patronazgo de la clase médica. En el siglo XVI era muy frecuente que los gremios exaltaran a sus santos patrones en pinturas y retablos en las capillas de sus cofradías. Así lo hicieron los médicos encargando a artistas de renombre, la representación del milagro del trasplante como queda narrado en estas obras del renacimiento.



Escultura en madera policromada, atribuida a Isidro de Villoldo, que fue discípulo de Berruguete, datada hacia 1547, se encuentra en el Museo Nacional de Escultura, en Valladolid.


Otra versión del mismo tema pintada sobre tabla por el "Maestro de los Balbases" hacia 1495, para la iglesia de San Cosme y San Damián de Burgos.


Óleo de Pedro Berruguete del siglo XVI, que está en la Real Colegiata de Burgos.



"El milagro de San Cosme y San Damián". Pintura atribuida a Fernando del Rincón, de inicios del siglo XVI.


  Otra visión del milagro perteneciente al florentino Fra Angélico.

lunes, 6 de agosto de 2012

Vuelos transpolares: el atajo del Ártico

Considerando que la Tierra es una esfera, la distancia más corta entre dos puntos y por tanto la más económica en términos de tiempo y consumo, resulta ser en muchos casos una línea que sobrevuela las regiones polares del planeta. Por otro lado los itinerarios en aviación siguen unas rutas o pasillos preestablecidos conocidas como aerovías que son trazados seguros y preestablecidos, apoyados desde tierra con elementos de ayuda a la navegación como el radar y los radiofaros que emiten señales de radio informando al avión de su posición y rumbo. La aerovía es el camino virtual predefinido, tanto en altura como en dirección, que sigue una aeronave para volar de un punto a otro y que no varía salvo en circunstancias excepcionales.

Los vuelos polares antes y después de 1990

En los últimos quince años, algunas compañías aéreas han comenzado a utilizar rutas comerciales a través del Polo Norte como alternativa para ahorrar tiempo y combustible. La medida comenzó a estudiarse en la década de los 90, una vez que Rusia decidió abrir sus fronteras y los aviones pudieron cruzar su espacio aéreo. Hoy día los vuelos a través del círculo Polar Ártico salvan distancias de más de 15.000 kilómetros y permiten ahorrar hasta cuatro horas de vuelo en algunos recorridos.

A pesar de los avances técnicos, volar sobre el océano ártico sigue planteando algunos retos. En estas rutas, los aviones sobrevuelan la zona ártica a unos 12.000 metros de altitud y pasan a una distancia de unas 100 millas a la derecha o a la izquierda del Polo Norte geográfico. Una vez en el cielo del Polo Norte, el avión entra una especie de zona de oscuridad, donde no hay control de tráfico aéreo ni sistemas de radar convencionales. Si el avión cayera o tuviera un problema técnico en esa latitud, estaría demasiado lejos de cualquier lugar habitado y la ayuda podría tardar horas en llegar. En el tiempo que el avión está "desaparecido" para los controles terrestres, los pilotos utilizan el antiguo sistema de radio-posicionamiento para mantener el rumbo del avión y siguen una trayectoria milimétricamente computerizada. Otro de los peligros en la zona polar, es la congelación del combustible. Para ello, los aviones cuentan con un sofisticado sistema de alarma que en caso de detectar que el fuel empieza a solidificarse, obliga al piloto a alterar la ruta y dirigirse a altitudes menos frías. Los aparatos que pueden hacer las rutas polares son los mayores cuatrireactores actuales como el Boeing B747 y B777 y los Airbus A340 y A380.

Sobrevolando el norte de Siberia
En la actualidad estos vuelos son bastante frecuentes. La compañía líder en las rutas árticas entre EEUU y Asia es la United Airlines, que realiza hasta 1.500 vuelos transpolares al año. Le siguen otras como la Continental Airlines, Air Canada y algunas compañías asiáticas como Air China o Singapore Airlines. Por esta nueva ruta, un trayecto como el de New York a Honk Kong permite ahorrar más de cuatro horas de viaje. Entre las rutas polares, también hay que señalar los vuelos a través de la Antártida que unen Sudamérica con Australia y Nueva Zelanda. En este espacio vuelan la australiana Quantas y Aerolineas Argentinas.

Pero este ahorro de tiempo y dinero para las compañías, tiene una contrapartida que afecta a la salud de los viajeros. Según algunos estudios, los pasajeros y la tripulación de los vuelos transpolares están expuestos a niveles de radiación cósmica y solar muy superiores a los vuelos convencionales y muy por encima del umbral aconsejado por las regulaciones internacionales. Según los expertos, el motivo por el que estas radiaciones son especialmente altas en estos vuelos está en la atracción magnética que las regiones polares ejercen sobre las partículas procedentes del espacio. Además, el alarmante adelgazamiento de la atmósfera en ambos polos contribuye a agravar el efecto.

Aunque las compañías con vuelos transpolares no informan a los pasajeros de este tipo de riesgos, si que han manifestado que toman medidas como la medición constante de las radiaciones solares y algunas lineas americanas han empezado a desviar los aviones por zonas menos expuestas a la radiación y algunas compañías europeas han adoptado como política la permanencia en tierra de sus empleadas embarazadas, en todo tipo de vuelos.

Airbus A380, el mayor avión comercial en servicio

El vuelo regular más largo del mundo sin escalas, que se realiza en la actualidad, une el aeropuerto de Newark, cercano a Nueva York y el de Singapur a través de la ruta del Ártico. Lo realiza un Airbus A340 de la compañía Singapore Airlines en unas 18 horas y media recorriendo 16.600 kilómetros. Curiosamente el viaje de retorno es algo más corto en tiempo y distancia debido a las corrientes en chorro, (jet stream), un fenómeno que consiste en formidables corrientes de aire que se desplazan de oeste a este a unos 11 kilómetros de altura, que se originan por una combinación de la rotación de la Tierra y el calentamiento atmosférico. Las líneas aéreas conocen bien este fenómeno y lo aprovechan para obtener ahorros de tiempo y combustible en los vuelos transatlánticos.

video
Simulación de las corrientes en chorro en el hemisferio norte

viernes, 3 de agosto de 2012

La torre Eiffel de Londres

Para conmemorar el centenario de la Revolución Francesa, en París se celebró la Exposición Universal de 1889 y entre sus construcciones destaca una que se ha constituido como el símbolo de la capital francesa. Se trata de la torre Eiffel, una esbelta estructura de metal que se puede divisar desde una enorme distancia.

París. Torre Eiffel

La idea, lejos de entusiasmar a los parisinos, tuvo un enorme rechazo social, pese al cual finalmente la Torre de Eiffel sería levantada e inaugurada el 31 de agosto de 1889, después de tres años de obras y polémicas. Tras la conclusión de la Exposición Universal, la torre seguía contando con el rechazo de los parisinos que no veían ninguna utilidad a aquella estructura de hierros, por lo que se fijó para el año 1900 la fecha de su demolición. Afortunadamente la armada francesa le salvó la vida, ya que tras unas pruebas del ejército con equipos de transmisiones, se llegó a la conclusión de que la Torre Eiffel con sus 312 metros de altura, era un lugar privilegiado para la instalación de antenas y equipos de radio, incipientes en aquella época. 

Desde Londres miraban a la torre de París con otros ojos. Apenas se hubo elevado hacia los cielos, muchos visionarios ya se dieron cuenta de que no sólo estaba emergiendo una gran torre de metal, sino que en poco tiempo se iba a convertir en un símbolo único de la capital francesa. ¿Por qué no hacer algo similar en Londres? Inmediatamente, a través de una iniciativa privada, se pusieron en marcha con la idea de superar a los franceses con una torre aún más alta. En 1889, el gerente del ferrocarril metropolitano de Londres, Sir Edward Watkin, adquirió los terrenos de Wembley con la idea de montar un parque de atracciones sin igual. Como centro de todo el complejo que tenía en mente, pensó levantar una torre que rivalizara con la de París. Así que, sin pensarlo mucho, creó "The Tower Company Ltd.", una empresa cuya primera actividad consistió en lanzar un concurso internacional de diseño de torres de metal. Es muy curioso consultar online el catálogo del concurso, con todos los modelos presentados, en:

Proyecto ganador
El proyecto ganador del concurso, el nº 37, fue el que aparece en la lámina contigua, obra de Stewart, Maclaren y Dunn. Como puede verse, la originalidad brilla por su ausencia en casi todos los modelos presentados ya que eran simples variaciones sobre la genial torre de Eiffel. La única diferencia, si acaso, era que el modelo elegido sería 65 metros más alto que la torre de París. Finalmente, nunca llegó a construirse. La obra comenzó sin mucho ánimo porque no había ayudas públicas y era Watkin y sus socios quienes financiaban todo el proyecto. La solicitud de dinero por suscripción pública no funcionó nada bien y, para colmo, la primera fase de construcción dio como resultado una estructura tan pesada que los terrenos sobre los que se asentaba empezaron a deslizarse, lo que provocó la estampida de los inversores.

Torre de Wembley en 1902

La obra se detuvo cuando había alcanzado el primer piso a 47 metros de altura y estuvo abierta al público hasta 1902. Después se cerró por razones de seguridad y en 1907 la estructura fue demolida para dar paso en los terrenos, al famoso estadio de Wembley inaugurado en 1923. En el año 2002, cuando se derribó el viejo Wembley para su reconstrucción dentro del proyecto olímpico, aparecieron en la excavación, restos de la malograda torre.

Estadio de Wembley