Google+ Aislado en este planeta: junio 2012

sábado, 30 de junio de 2012

Arte medieval (II)


Las Edades del Hombre

Desde hace doce años, sigo la trayectoria de esta fundación que se dedica a la promoción del arte sacro de la comunidad autónoma de Castilla y León y que cada año elige una ciudad para celebrar una exposición con piezas de arte procedentes de todas las diócesis de la comunidad. Cuando he tenido ocasión, he visitado la muestra en diversas ciudades. Cada año es diferente y gira en torno a un tema de tradición religiosa, reuniendo valiosas piezas acordes con el argumento elegido. Este año, el escenario es el Monasterio de San Salvador en la localidad burgalesa de Oña, que celebra su milenario.

Monasterio de San Salvador de Oña

Aprovechando el regreso de Palencia, nos detuvimos en Oña y dedicamos un par de horas a la visita. Lo más impresionante es el escenario, es decir, el propio monasterio benedictino que sorprende por sus dimensiones y por la riqueza artística que atesora. La villa entera de Oña gira en torno a su monasterio al que abraza dentro de sus murallas a la vez que se asoma al espectacular desfiladero del rio Oca. Esta localidad jugó un importante papel en el nacimiento del primitivo reino de Castilla, y su poder territorial y religioso se pone de manifiesto en la grandiosidad del monasterio que es sede de la exposición, que este año lleva por titulo “Monacatus”.

Retablo mayor. Iglesia de San Salvador
La muestra cuenta con un total de 138 obras venidas desde múltiples rincones de la Comunidad castellana e incluso de fuera de ella, y con un argumento expositivo que gira en torno a la vida monástica de la Iglesia Católica. En las diferentes estancias del monasterio, la iglesia, la sacristía, la sala capitular o el claustro, tenemos la oportunidad de contemplar espléndidas obras de artistas de la talla de Zurbarán, El Greco, José de Ribera, Berruguete, Gregorio Fernández o Francisco de Goya, entre otros. Es magnífico el audiovisual que se desarrolla sobre la bóveda gótica del retablo mayor y piezas adyacentes con narraciones en off y juegos de luces, narrando la historia ocurrida hace mil años.

Claustro de San Salvador de Oña
No es muy habitual llegar a Oña ya que no se encuentra en una ruta frecuentada, pero merece la pena seguir el curso ascendente del río Ebro, partiendo de Pancorbo, por las zonas de La Bureba y Las Merindades, detenerse a visitar Oña y llegar después hasta Reinosa, en Cantabria, tras bordear el Pantano del Ebro. Estas tierras son sin duda el verdadero corazón y la cuna de Castilla.

Para saber más acerca de "Las Edades del Hombre", se puede ver su página web: http://www.lasedades.es/index.php

jueves, 28 de junio de 2012

Arte medieval (I)

Románico Palentino

Pórtico de San Juan en Moaves de Ojeda

Un magnífico, cercano y desconocido rincón de España lo constituye Palencia. He pasado tres días recorriendo la provincia de sur a norte en un viaje que se queda trendamente corto cuando descubres la cantidad de arte, historia, paisaje y gastronomía que vas dejando a tu paso sin poderlo abarcar. Si algo define y caracteriza a toda la provincia es el Arte Románico y naturalmente se necesita alguna afición para encontrar sentido a cada pueblo, ermita, parroquia o convento que se pueden contar por cientos. En la temporada de verano hay más de 150 monumentos abiertos y visitables, repartidos por toda la provincia, lo que da una idea de la inmensa tarea que puedes acometer si quieres llegar a todos. La provincia de Palencia, al igual que otras provincias norteñas ricas en patrimonio románico, son como un enorme museo desperdigado por el campo. Al igual que cuando se visita uno de los grandes museos de pintura, conviene seleccionar varias obras con algún criterio y centrarse en ellas, dejando lo demás para sucesivas visitas. Más vale ver cuatro obras con documentación y detalle, que cuarenta de modo superficial, ya que no nos dejarán ninguna huella.

Revisando un poco la historia medieval, vemos que a partir del año 1000, se producen algunos hechos destacados como la formación del reino de Castilla, la llegada del Arte Románico y la consolidación del Camino de Santiago, que conformaran la personalidad de estas tierras y dejarán huella en el rico patrimonio artístico que encontramos hoy en día. 

Cripta visigoda en la Catedral de Palencia
El Románico es un arte que por vez primera en la historia, unifica Europa, desde Escandinavia hasta el Mediterráneo y va dejando sus marcas por todo el territorio. Los templos se construyen con arcos de medio punto con una arquitectura de muro y bóveda que mira siempre al Oriente. Europa fue adquiriendo un rostro formado por piedras de sillería en templos y campanarios. Dentro del continente, tres países cuentan con el patrimonio más rico: Italia, Francia y España. Los mismos que recorrieron aquellos constructores de arte: las órdenes de Cluny y los Benedictinos. De San Benito de Nursia, Europa recibió un legado que organizó la vida de sus ciudadanos. Nos enseñó a madrugar, a dedicar tantas horas al trabajo, a la comida y al descanso. Benedictinos y Cistercienses implantaron la eficiencia en los cultivos, la despensa, los horarios, las bibliotecas... También construyeron iglesias, monasterios y puentes, y contagiaron su estilo en la arquitectura civil del medievo.

Iglesia rupestre, tallada en la roca. Olleros de Pisuerga
Comenzando la visita por la capital, se puede señalar que Palencia estuvo ocupada en la prehistoria por pueblos nómadas centroeuropeos, probablemente por los celtas. A partir del año 150 a. C. la zona es ocupada por los romanos. En el siglo V llegaron los suevos y los vándalos. Fue el rey de Navarra, Sancho III el Mayor, en el siglo XI, quien reconstruye la ciudad e instaura la Sede Episcopal. Después, en la segunda mitad del XII, gracias al rey Alfonso VIII, Palencia disfruta de una época de esplendor que culmina con la construcción de la catedral románica que se comienza a levantar en 1230. Se trata de un edificio de estilo predominantemente gótico, aunque conserva elementos anteriores, de época visigoda y románica, y posteriores, con reformas renacentistas, barrocas y neoclásicas.

San Martín de Frómista
En el sur de la provincia son destacables algunas muestras del románico en Baños y en la comarca del Cerrato aunque es en el eje del Camino de Santiago donde encontramos magníficos templos, principalmente en Frómista y en Carrión de los Condes. Pero la zona de más concentración, variedad y riqueza es, sin duda, la Montaña Palentina con dos focos principales situados en las localidades de Aguilar de Campoo y Cervera de Pisuerga. En esta zona, cada pueblo sin excepción, tiene una iglesia medieval que merece una parada. A esto se añade un paisaje hermoso que es de transición entre la Castilla llana al sur y la cercana Cordillera Cantábrica al norte.

Para documentarse sobre lo que visitar, encontramos oficinas de información en cualquier pueblo importante y también en la web: http://www.palenciaturismo.es/

Colegiata de San Miguel. Aguilar de Campoo

Una forma de visita virtual muy aconsejable es ver el portal sobre todo el románico español, que dispondrá de unas 330.000 fotografías en alta resolución e información completa de los más de 9.000 monumentos de la Península Ibérica y será la mayor base de datos digital del mundo dedicada al Arte Románico: http://www.romanicodigital.com/

miércoles, 13 de junio de 2012

Australia, folclore y sentimiento

Australia es una inmensa isla-continente situada al sur de Indonesia y Papua-Nueva Guinea, entre los océanos Pacífico e Índico. Mide cerca de 4.000 km de Este a Oeste y 3.200 km de Norte a Sur siendo el sexto país más grande del mundo. La zona interior del país es llana, árida y escasamente poblada. El grueso de la población se encuentra repartido entre la llanura oriental costera, fértil y estrecha, y la costa suroriental. La Gran Cordillera Divisoria discurre de Norte a Sur por la costa oriental, separándola de las secas llanuras del interior (outback). La Gran Barrera de Coral, la mayor del mundo, está localizada entre 50 y 300 km mar adentro y se extiende a lo largo de 2.000 km a lo largo de la costa oriental.

Australia estaba poblada desde hace miles de años por los aborígenes y no es hasta el siglo XVI cuando comenzaron las exploraciones europeas. Primero llegaron los navegantes portugueses que fueron seguidos por los exploradores holandeses y por el arriesgado pirata inglés William Dampier. El capitán James Cook navegó por toda la costa oriental en 1770, deteniéndose en Botany Bay. Poco después reclamó el continente como propiedad de Gran Bretaña y lo denominó Nueva Gales del Sur.

En 1779, Joseph Banks, un naturalista que viajó con Cook, sugirió que Gran Bretaña podría resolver los problemas de hacinamiento de sus prisiones si trasladaba a los convictos a Nueva Gales del Sur. En 1787, partió la primera flota para Botany Bay bajo el mando del capitán Arthur Philip, quien se convertiría en el primer gobernador de la colonia. La flota se componía de 11 barcos, 750 convictos (hombres y mujeres), cuatro compañías de marinos y provisiones para dos años. Philip arribó a Botany Bay el 26 de enero de 1788, aunque enseguida se trasladó hacia el Norte, a Sydney Cove, donde la tierra y el agua eran mejores. Para los recién llegados, Nueva Gales del Sur fue realmente un lugar terrible e inhumano, y durante 16 años aquellos pioneros soportaron la amenaza del hambre.


Durante las siguientes décadas, otros colonos libres se sintieron atraídos por Australia, aunque lo que verdaderamente cambió el aspecto de la colonia fue el descubrimiento de oro en la década de 1850. La afluencia de inmigrantes y ciertos hallazgos de importancia relanzaron la economía y transformaron irrevocablemente las estructuras sociales de la colonia. Los aborígenes fueron expulsados por la fuerza de sus territorios a medida que los nuevos colonos habilitaban las tierras para la agricultura o la minería. La revolución industrial de Inglaterra requería por aquel entonces abundante materia prima y los recursos agrícolas y minerales de Australia fueron capaces de satisfacer la demanda.

La vida en duras condiciones y el contacto con una naturaleza salvaje, ha forjado el caracter de los australianos quienes a pesar de la modernidad del país, aun se sienten atraidos por la vida al aire libre en los desolados parajes y por la tradición y las leyendas románticas de la época colonial. Esto se refleja, aun hoy en día, en sus costumbres y en su música.

"Waltzing Matilda" es la canción folclórica más conocida de Australia, especialmente en el ámbito internacional y se considera como "himno nacional" no oficial. Para los australianos es su canción más arraigada y a la que tienen más cariño. Es la que suena con más frecuencia en cualquier fiesta del país. Incluso existe un museo dedicado a ella en Winton, Queensland. Fue compuesta en 1895 por Andrew Barton Paterson, un poeta nacionalista australiano, más conocido como «Banjo» Paterson.

La canción cuenta la historia de un vagabundo que acampa una noche al lado de una laguna (billabong) y mientras toma un té, una oveja (jumbuck en inglés australiano) se acerca a beber agua y el vagabundo la roba para alimentarse. El propietario, que es un terrateniente, se da cuenta y llama a tres policías para que arresten al vagabundo. Éste, antes que ser detenido por el robo de una oveja, prefiere saltar al agua y morir ahogado. La canción termina contando que puede oirse al fantasma del vagabundo tocando una canción que invita a los viajeros a bailar el vals con él, saliendo por los caminos. "Waltzing Matilda" se considera tradicionalmente como una canción que celebra el desafío de la gente pobre frente al poder de los ricos y del estado autoritario. La letra de la canción contiene muchas palabras típicamente australianas, algunas de ellas se utilizan muy raramente en el lenguaje cotidiano del país.

Recomiendo escucharla en este vídeo, en versión de Slim Dusty y advierto que es muy pegadiza lo que invita a oirla más de una vez.


http://www.youtube.com/watch?v=CwvazMc5EfE


Esta otra versión, aunque la considero inferior, transmite mucho más la emoción de un público entregado:
http://www.youtube.com/watch?v=QOfyHjRONLo&feature=player_embedded#!

Para quienes se atrevan con la traducción nada fácil del "aussie" (inglés-australiano), en esta web pueden ver la letra de la canción.
http://www.imagesaustralia.com/waltzingmatilda.htm

viernes, 8 de junio de 2012

Gibraltar "The Rock"

Ya estamos otra vez con el viejo conflicto. Cada poco tiempo, como si de una serpiente de verano se tratara, aparece con nuevos argumentos el asunto de Gibraltar. Ahora son los pescadores, antes el contrabando, la verja, el submarino, los trabajadores, el espacio aéreo... Un conflicto permanente, un pulso diplomático que de momento vamos perdiendo y una situación irreversible si se invoca la voluntad de los habitantes de la colonia.

El Peñón desde La Línea
Para entender el asunto de Gibraltar, que ya va a cumplir 300 años, hay que ir a los orígenes de la pérdida del Peñón a manos de los saqueadores británicos.

Todo comienza con la Guerra de Sucesión al Trono de España por la muerte de Carlos II, el último de los austrias que fallece sin descendencia. En su último testamento en octubre de 1700, elige como heredero de la corona a Felipe de Anjou, el futuro Felipe V, con dos condiciones: no unir nunca las coronas de España y Francia en una misma persona y no ceder ni vender parte alguna de los territorios españoles. De esta manera se asienta la casa de Borbón en la Corona de España. 

Las potencias europeas reconocieron a Felipe V como rey de España. Sin embargo, la actitud de Luis XIV, ocupando algunas plazas de los Países Bajos españoles provocaron los recelos de los británicos y holandeses al sospechar que España pasaría a formar un potente bloque con Francia, dirigido por el monarca francés, que rompería el equilibrio europeo. Ingleterra y Holanda, opuestas a la hegemonía borbónica, pasaron a apoyar las pretensiones del archiduque Carlos de Austria a la Corona de España, formando la Gran Alianza de La Haya, en 1701 y declarando la guerra a los Borbones el 15 de mayo de 1702.

A lo largo de la guerra también se unieron al bando inglés otros paises como Dinamarca, la mayor parte de los príncipes alemanes y Prusia. Más tarde se unirá Saboya y en 1703, Portugal, que aportará una excelente base de operaciones en la península Ibérica.

Hasta 1705, la guerra se desarrolló en las fronteras de Francia con estos países y después en territorio español. Aqui se convirtió en una guerra europea sumada a una auténtica guerra civil, básicamente entre la Corona de Aragón, partidaria del Archiduque, que había ofrecido garantías de mantener el sistema federal y foral similar al de Austria e Inglaterra, y Castilla, fiel a Felipe V, cuya idea del estado era centralista, de monarquía absoluta, comparable al modelo de Francia. Terminada la guerra, el rey Felipe V mantuvo los fueros del Reino de Navarra y de las Provincias Vascongadas en agradecimiento por su apoyo en el conflicto. Por el contrario, a los territorios españoles que no lo apoyaron, les quitó sus privilegios y fueros, situación que de algún modo se ha mantenido hasta nuestros días.

Los ataques de la armada anglo-holandesa en aquella guerra, a puertos españoles, han dejado huella hasta hoy y así se recuerda la Batalla de Rande en 1702, en la ría de Vigo, donde fue atacada una flota comercial española procedente de México, o la ocupación, también por los ingleses, de la isla de Menorca en 1708, pero el hecho más trascendente y duradero fue la toma y ocupación del Peñón y Plaza de Gibraltar, que todavía perdura.

Una flota formada por navíos ingleses y holandeses, asaltó en el verano de 1704 las localidades gaditanas de Rota y Puerto de Santa María para llegar a continuación a la bahía de Algeciras el 4 de agosto, donde tomaron posiciones para el ataque a Gibraltar. En pocas horas, la guarnición, escasamente defendida, cayó en poder de los ingleses que tomaron la plaza en nombre del Archiduque de Austria, de quien eran partidarios.

Tras la pérdida del Peñón, el rey Felipe V ordenó al marqués de Villadarias, capitán general de Andalucía, la empresa de poner sitio a la ciudad y recobrarla. De este modo el 5 de diciembre de 1704 se presentaron en el campo de Gibraltar las tropas españolas compuestas por unos nueve mil efectivos. Tras diversas escaramuzas con los defensores ingleses, que fueron socorridos en dos ocasiones por la flota de Sir John Leake desde Lisboa, el intento hispano-francés fracasó, produciendose la retirada en marzo de 1705.

La posesión británica del Peñón sería reconocida en el Tratado de Utrecht en 1713. En realidad fueron una serie de tratados multilaterales firmados por los países beligerantes en la Guerra de Sucesión Española entre los años 1712 y 1715, que pusieron fin a la misma. El gran beneficiario de los tratados fue Gran Bretaña que obtuvo importantes ganancias territoriales con Gibraltar, Menorca, Nueva Escocia, la bahía de Hodson y Terranova, a costa de España y Francia. Además consiguió menoscabar el monopolio comercial de España con sus colonias. Pero por encima de todo, había contenido las ambiciones territoriales y dinásticas de Luis XIV, dejando a Francia seriamente dañada, asegurándose una posición de equilibrio en suelo europeo y un dominio creciente en todos los mares.

La Roca y las aguas del conflicto
También el Tratado de Utrecht tuvo otras consecuencias para España como la cesión de Sicilia a la Casa de Saboya, así como los Países Bajos, el Milanesado, Nápoles, Flandes y Cerdeña que fueron cedidos a Carlos VI de Austria. Felipe V obtuvo el reconocimiento como rey de España y de las Indias por parte de todos los países firmantes, a la par que se estableció una cláusula prohíbiendo que el rey de España y el de Francia fueran una misma persona.

En el siglo XVIII hubo por parte de España intentos de recuperar el Peñón como en 1727 con un asedio por tierra y un fuerte intercambio de fuego artillero que terminó en pocos meses sin mayores consecuencias. Otra vez España lo intentó en el conocido como Gran Asedio a Gibraltar en 1779 con una importante campaña militar que duró casi cuatro años de bloqueo naval, bombardeos y la novedosa utilización de las baterías flotantes, Gibraltar fue apoyada por mar por la poderosa flota inglesa y fue capaz de resistir la última acción militar española sobre el Peñón. A falta de una victoria armada, la firma de la paz en el Tratado de Versalles, sirvió para que Gran Bretaña aceptase la devolución de la isla de Menorca y algunas posesiones americanas.

Gibraltar; Main Street
Con el paso de los años, además de la guarnición británica, en el territorio se fue estableciendo una población de origen diverso; genoveses, malteses, portugueses, judíos y norteafricanos. En 1830 recibió el estatus de colonia británica. Durante todo el tiempo de ocupación, los inglesés han aprovechado cualquier ocasión para expandir el area ocupada, bien apropiandose de la zona neutral establecida, bien ampliando sus aguas territoriales o mediante la ocupación permanente de una zona cedida por España para el auxilio de las victimas de una peste que asoló el Peñon en 1815. Se trata de la zona que ocupa el actual aeropuerto.

La apertura del canal de Suez en 1869, subrayó la importancia estratégica de Gibraltar y lo mismo ocurrió con las guerras mundiales del siglo XX. En consecuencia, Gran Bretaña no ha movido un ápice su postura sobre la soberanía del Peñón a pesar de las numerosas reivindicaciones españolas ante los organismos internacionales y de los cambios políticos que ha supuesto la Unión Europea.

Así que 300 años después estamos peor que el primer día, ya que además de la obstinación inglesa tenemos la oposición de la población local. En un referendum de 2002, un 99% de los gibraltareños rechazaron la soberanía compartida del peñón, inclinandose mayoritariamente por la autodeterminación y si ésta llega, ¿quien puede pensar que elegirán ser españoles?. Les va muy bien como están y a Inglaterra, también.

sábado, 2 de junio de 2012

Zara, una hazaña empresarial

Entre las escasas empresas españolas que navegan de forma boyante a través de la crisis, se encuentra Zara y por extensión el grupo del que forma parte: Inditex. En estos días, la compañía textil ha alcanzado el primer puesto por capitalización en la bolsa española tras superar a Telefónica, con un capital de 43.178 millones de euros. Desde que empezó 2012, los títulos de Inditex se han revalorizado casi un 11%, lo que contrasta con el 24% que ha cedido el conjunto del Ibex 35.

Inditex S.A. es un grupo multinacional español de fabricación y distribución textil. Tiene su sede central en Arteixo, La Coruña. El Grupo Inditex está presente en más de 80 países con más de 5.500 tiendas y unas ventas de más de 12.500 millones de euros a través de las marcas Zara, Zara Home, Massimo Dutti, Pull & Bear, Bershka, Oysho, Kiddy's Class, Uterqüe o Stradivarius, entre otras.

Zara es la marca estrella del grupo. En el ranking mundial de marcas, ha ganado 20 puestos en 2011 y ocupa el lugar 66 en el ranking top 100 de las mejores marcas mundiales de todos los sectores. En el segmento de moda, la cadena del grupo Inditex está en el grupo de cabeza del ranking mundial, compitiendo en igualdad con otros dos gigantes del textil; la sueca H&M y la americana Nike.

Inditex dispone de una red de 1.940 tiendas en toda España, entre todas sus marcas. En toda Europa son más de 4.200, en América, 425 y en Asia y resto del mundo, más de 860 establecimientos. En conjunto da trabajo a casi 110.000 empleados, un 80% de los cuales son mujeres.

La empresa pisa fuerte en China y apuesta por una clientela potencial de 1.300 millones de consumidores de sus productos, para convertir ese mercado en el segundo más fuerte detrás de Europa. El grupo textil gallego prevé acabar el ejercicio 2012 con una presencia récord en China, alcanzando las 425 tiendas de las cuales 130 se abrieron el pasado año y 150 se abrirán en el presente ejercicio, además de poner en marcha su tienda online. 

Nuevos conceptos y nuevas tendencias se ponen en marcha en la nueva tienda de Zara en la Quinta Avenida de Nueva York, la séptima que abre en la ciudad. Un renovado concepto arquitectónico y de diseño interior que aleja a la marca del modelo tradicional de las cadenas y lo acerca más al de una tienda por departamentos. El establecimiento, ubicado en el edificio Tishman en la zona más selecta de la Quinta Avenida,  dispone de una fachada de 23 metros que da entrada a 3.500 metros cuadrados distribuidos en tres plantas, donde se presenta una imagen de Zara totalmente renovada.

La tienda, que da trabajo a 450 personas, incorpora los más avanzados elementos de sostenibilidad y ecoeficiencia que de forma inteligente ahorran luz y climatización en función de la presencia de público con el resultado de un ahorro del 30 por ciento de energía respecto a una tienda convencional.

Zara NY


¿Donde radica el éxito de Inditex?. De acuerdo a las manifestaciones de Amancio Ortega y de otros directivos de la empresa, éstas son las claves que se citan repetidamente:
  • Producto muy acertado, lo que implica ofrecer ropa a la última. Ello supone detectar e interpretar las tendencias de la moda y los gustos de los clientes a través de numerosos ojeadores en las zonas más "in" del planeta.
  • Renovación constante de stock, sobre todo en Zara, que cambia en un 40% todas las semanas y cada 3 días llegan nuevas remesas de ropa a las tiendas. Esto supone que mientras otras marcas fabrican su colección para toda la temporada, Zara modifica continuamente sus productos conforme a lo que la gente va pidiendo. El cliente sabe que, si le gusta algo, tiene que comprarlo, porque cuando vuelva probablemente no lo encuentre.
  • Buena relación calidad-precio. Es otro de los aspectos en los que siempre ha destacado Zara. Ha democratizado y revolucionado la moda consiguiendo que la gente pueda vestirse bien sin gastar mucho, en más de setenta países del mundo.
  • Integración vertical del proceso. Inditex controla el ciclo completo de diseño y fabricación, para completar después la cadena con la distribución y venta en tiendas propias, convirtiendo al cliente en su fuente de información privilegiada y no un mero receptor de mercancía. Esta integración proporciona a Inditex plazos cortos de suministro, evita costosos stocks y elimina el riesgo de obsolescencia en sus almacenes. En definitiva reducción de costes a la par que una oferta más atractiva.
  • La tienda como factor estratégico. El espíritu de lo que significa el punto de venta se expresa en estas palabras de su fundador: "Somos una red de tiendas con una compañía adosada. Vivimos para que la tienda esté enfocada en vender. Todos los demás estamos a su servicio". Por eso, Amancio Ortega tiene claro que "el dinero hay que ponerlo en la tienda", donde va el cliente. La fórmula; magníficos equipamientos y un enclave estratégico en las ciudades, en las mejoras zonas y en ellas un responsable de tienda que funciona como un director general dentro de la compañía.

En cuanto a la fabricación, una gran parte de la misma se realiza en las fábricas pertenecientes al grupo, donde se desarrolla totalmente el diseño, el corte y el acabado final de las prendas, subcontratando la fase de confección con empresas especializadas ubicadas principalmente en la zona del noroeste español y otras de países europeos.

Toda la producción, con independencia de su origen, se recibe en los centros logísticos de cada una de las cadenas, desde los que se distribuye simultáneamente a todas las tiendas del mundo con una frecuencia elevada. La distribución se realiza dos veces por semana, incluyendo siempre en cada envío nuevos modelos, lo que permite una constante renovación de la oferta en las tiendas. El sistema es tan ágil que permite la entrega a la tienda en un plazo medio de 24 horas en Europa y 48 horas para los establecimientos de América o Asia. Inditex demuestra así que no es necesario trasladar las fábricas a China para alcanzar una elevada competitividad.



A grandes rasgos, ésta es la historia de la compañia que va de una simple tienda a un imperio mundial en menos de cuatro décadas.

1963: Amancio Ortega funda una empresa dedicada a la fabricación de prendas de vestir que crece rápidamente.
1975: Se abre la primera tienda con la denominación Zara en una céntrica calle de La Coruña.
1985: Se crea Inditex como cabecera del grupo de empresas.
1988: Se abre la primera tienda fuera de España, en Oporto, a la que siguen inmediatamente Nueva York y París.
1991: Inicio de la diversificación en marcas del grupo.
2001: Inditex sale a bolsa y en dos meses forma parte del selectivo Ibex 35.
2006 y 2007: Creación de las plataformas logisticas de Zaragoza, León y Alcalá de Henares que coinciden con una fuerte expansión internacional.
2012: Inditex es el primer valor de la Bolsa española por capitalización, después de superar a Telefónica y Amancio Ortega es la quinta fortuna mundial, según Forbes.

Esta meteórica carrera coloca a Inditex en el centro de las miradas del mundo industrial y es ejemplo de modelo empresarial de éxito, que se estudia en universidades y foros de negocios de todo el mundo.